INFORMACION INTERESANTE

Cómo lograr tus metas sin sufrir

Esas típicas personas bastante calculadoras y controladoras. Hasta cuando se echaba una nueva amistad ya calculaba cuándo se  dejan de hablar. Quieren hacer muchas cosas: aprender idiomas, estudiar música, aprender a cantar, dibujar, y obviamente, quieren hacer tanto que no se dan para tanto,y tienen continuamente  un estado de ansiedad que les impiden pensar y estar al 100% y no consiguen lograr nada. Pero con los años iran aprendiendo muchas cosas sobre qué metas elegir, cómo planificarlas y cómo lograr tus ansiadas metas.

No quieras hacer muchas cosas a la vez. Si tienes poco tiempo y te ves incapaz de hacer muchas cosas, es posible que las empieces con mucha ilusión, pero luego tengas que dejarlo, lo que te hará entrar en un estado de ansiedad y de ser un perdedor que no consigue nada en la vida.
Haz sólo lo que verdaderamente amas. Todos tenemos un don, (o incluso varios), lo importante es elegir el que de verdad te llene, aquello que harías gratis aunque tuvieras millones en el banco, aquello que cuando lo haces olvidas el mundo y te alegras de haber venido a este mundo, aquello que te hace olvidar que tu novia te dejó o que vas siempre escaso a fin de mes. Si haces cosas que verdaderamente no amas pero que haces porque lo piden en el currículum (estudiar inglés), porque a tu madre le hace ilusión, o porque es lo que tiene salidas, te vas a sentir infeliz, con ansiedad y con ganas de dejarlo en los duros momentos.

La mejor forma de lograr tus metas es ponerse una fecha aproximada, amar lo que haces, y hacerlo desde el disfrute.

No te obsesiones con tenerlo acabado en tal fecha. Está bien ponerse como objetivo “voy a terminar el curso de inglés el 31 de mayo”, pero es posible que hasta esa fecha tengas días que te pongas enfermo, algún imprevisto, que no estés para nada (si de repente te deja el novio o se muere un familiar es lógico que estés una semana como poco sin ganas de nada), u otra cosa. Entonces, puedes pensar “voy a terminar el curso de inglés alrededor del 31 de mayo del año que viene”. No pasa nada si lo acabas el 3 de junio o el 20 de junio. Lo importante es ser capaz de terminarlo. Si estás tan obsesionado con el tiempo no vas a disfrutar de lo que estás haciendo porque vas a estar pensando en si te dará tiempo o no.
Ponte un horario. Ponerse un horario hace que no vayas dejando de lado lo que empezaste y que siempre estés recordándote lo que querías lograr. Si un día pasa algo (te pones enfermo, ingresan a un familiar en el hospital o lo que sea) no pasa nada, hazlo el día siguiente.
No pienses en lo que te queda por hacer, piensa en lo que has hecho. A menudo la gente enfoca en lo que no tiene o le falta, en vez de en lo que tiene. Este es uno de los grandes errores por los que la humanidad sufre. Sufren porque no tienen la novia que su amigo tiene pero no aprecian su don para tocar el piano que su amigo seguramente envidia. Piensa en cuánto has avanzado desde que empezaste, y cuánto has aprendido.
No pienses que tienes que terminarlo corriendo para ganar dinero cuanto antes. A menudo uno se pone metas que pueden darle dinero (si estudio un idioma tengo más posibilidades de que me contraten, o si acabo la carrera ya podré se abogado). Esto te pone en ansiedad y no  deja que estés centrado en tus logros. Cada cosa tiene su tiempo. Esto te pone además en una vibración de “me falta dinero” y manifestarás eso en tu realidad. Sólo hazlo pensando que haces lo que te gusta, que estás disfrutando, y que puedes aportar algo a los demás cuándo acabes, y sin agobios. Si haces lo que amas, estás contribuyendo invisiblemente al bien común, y el universo te proveerá lo que necesites en agradecimiento. Puede darte un trabajo que no te disguste y que sea de pocas horas, puede tocarte un dinero a la lotería o concurso, pueden darte dinero por una herencia, alguien puede regalarte lo que quieres, etc. Tantas cosas pueden pasar…Si haces algo porque en el fondo piensas que si no haces eso no ganarás dinero de otra forma, cambia esa creencia por la de que puedes atraer lo que desees aunque no hayas logrado la meta que supuestamente te iba a dar el dinero, ya que lo haces porque principalmente te gusta.
No pienses que tienes que darte prisa porque la gente necesita tu aportación pero ya. Seguro que si tu meta es un don que beneficiará a muchas personas, lo hará, pero no tiene por qué ser pero ya. Recuerda que Jesús fue el Salvador del mundo pero no comenzó a predicar hasta que se hizo adulto. Tú concéntrate en disfrutar de lo que haces, tómate el tiempo que necesites, que cuando puedas aportar algo a la sociedad ya llegará tu momento y la gente lo valorará igual.
No importa lo que avances, sino avanzar. Como dicen en el yoga, más vale un gramo de práctica al día que un kilo de práctica un día a la semana.
Ahora pensarás, que no te he dicho al final cómo lograr tus metas a corto plazo, pero en realidad sí. Si haces tus metas sin pensar en cuándo las tienes que tener acabadas, en lo que te queda por hacer, y disfrutas del momento, llegará un buen día en que hayas terminado, mires atrás y digas: “anda, qué corto se me ha hecho“.

Cómo lograr tus metas sin sufrir Cómo lograr tus metas sin sufrir Reviewed by Luchadormx on 21:52:00 Rating: 5
Con tecnología de Blogger.